Significado Bíblico del Número 4

El número 4 en la Biblia está estrechamente relacionado con la creación. En el cuarto día Dios creó la luz del día y la oscuridad de la noche, el universo con planetas, la Luna y el Sol, la tierra que nos alimenta y sostiene, y las estrellas para que la gente siga el tiempo, entienda que los meses y pasaron los años. (Génesis 1:14 – 19)

Numerología bíblica del número 4

El número 4 de los mandamientos se trata de honrar el día santo, un día en el que Dios creó todo y estaba descansando.

Significado Bíblico del Número 4

Además, una de las mujeres más importantes de la historia, Eva, fue mencionada 4 veces en la Biblia.

  • La única frase que se repite en el Evangelio está en el Salmo 107 y se menciona 4 veces.
  • El número 4 tiene un sentido de integridad, por ejemplo, el apóstol Pablo fue el hombre que encarnó cuatro culturas en una: vivía en Roma, era cristiano y hablaba griego y hebreo.
  • Hay cuatro evidencias de Dios que son maravillas, milagros, señales y dones del Espíritu Santo.
  • Cuatro esquinas crean una tierra y cuatro estaciones crean un año. La misma integridad se puede ver en 4 evangelios de Mateo, Juan, Lucas y Marcos que compilan una historia de la vida y misión de Jesús.

Mateo cuenta la historia de la genealogía de Cristo, Juan proclama a Jesús como el único Hijo de Dios, Lucas lo describe como una creación perfecta y Marcos vuelve a contar los obstáculos y dolores que Jesús atravesó durante su época.

El nº 4 simboliza todas las cosas creadas por Dios

La numerología bíblica número 4 consta de dos números, tres y uno, que denota lo que sigue a la revelación del Todopoderoso en la Trinidad.

El número cuatro denota las creaciones hechas por Dios, en otras palabras, todas las cosas que ves alrededor.

Cuatro grandes elementos del universo, a saber, tierra, fuego, aire y agua, las cuatro regiones de la madre tierra -este, oeste, norte, sur- y cuatro divisiones del día que va como mañana, tarde, mediodía y medianoche.

En un año, hay cuatro estaciones, verano, otoño, primavera e inviernos, cuatro lados de un cuadrado y también hay cuatro variaciones principales de las fases de la luna.

Todas estas son las creaciones materiales del Dios que fueron seguidas por el quinto y sexto día que marcaron el amueblamiento y poblamiento del planeta con las criaturas o se puede decir con la vida.

En uno de los versículos de la Santa Biblia, hay un río del paraíso que se dividió en cuatro cabezas y, por lo tanto, la numerología bíblica número 4 también denota división.

El número cuatro es el cuadrado del número 2, por lo que también marca la integridad material, que es una especie de integridad, como se menciona en el Libro.

En la Biblia, hay cuatro evangelios que fueron Mateo, Lucas, Juan y Marcos. También puede ver que el trono del Dios está rodeado por cuatro bestias que también significan el valor del número 4.

La forma de la Nueva Jerusalén es de un cuadrado con todo el lado igual y la coraza de los sumos sacerdotes también era un cuadrado.

Había un total de cuatro filas con tres piedras en cada fila donde estaban inscritos los nombres de las doce tribus de Israel.

Había cuatro cabezas de las creaciones animales: una del león, la bestia salvaje, una del buey, las bestias domesticadas, otra del águila, las aves y la cuarta es de un hombre, la cabeza de todos.

La profecía menciona los nombres de cuatro reyes de Persia en el momento de la caída de los medos y los persas, aunque también había muchos otros. En Apocalipsis 7: 1,

Hay una descripción cuádruple de «las generaciones de los hijos de Noé» en Génesis 10 que va como tierras, lenguas, naciones y familias en el versículo 5, familias, lenguas, países, naciones en el versículo 20 y familias, lenguas, tierras, naciones en el versículo 31.

El orden de estas descripciones puede cambiar, pero el único propósito sigue siendo el mismo, es decir, la creación.


Hay cuatro grandes poderes mundiales proféticos que se dividen en 3 + 1.


Uno destaca a los demás y denota el contraste con el resto de las tres potencias mundiales. Las tres bestias salvajes iniciales se nombran -león, oso y leopardo- y la cuarta no se nombra pero se describe. El cuarto libro de la Santa Biblia es Números que también se conoce como desierto. Habla de la tierra y del peregrinaje de la humanidad por ella.

Aquí la tierra, el desierto, se compara con el cielo.

En diferentes versículos o revelaciones de la Biblia encontrará muchos casos que ilustran la importancia de la numerología bíblica número cuatro.

El recuento de personas que creen en el valor de los números mencionados en el Libro Sagrado está aumentando, lo que también mejora su fe en la religión y crea una mejor comprensión de las Escrituras.

Si está dispuesto a estudiar las Escrituras en profundidad y desea descubrir las verdades y los hechos sobre la religión, necesita conocer la vitalidad de estos números y su conexión con la religión y Jesucristo.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.