Significado Bíblico del Número 5

Significado Bíblico del Número 5

Significado Bíblico del Número 5

El número 5 es un símbolo de la gracia de Dios. También es una de las palabras más mencionadas en la palabra de Dios.

También es un número que simboliza la bondad y el favor de Dios hacia la humanidad. 25 es 5 * 5 y hace «gracia sobre gracia». (Juan 1:16).

Numerología bíblica del número 5

Los 10 mandamientos se dividen fácilmente en dos partes, 5 mandamientos cada una, la primera está dedicada a las relaciones entre la persona y Dios, y la segunda está dedicada a la forma en que las personas tratan a las personas.

La ley de Dios consta de cinco libros, que se llaman Pentateuco: El Pentateuco del Nuevo Testamento consta de 4 evangelios y Hechos, que pueden considerarse la gracia y el favor de Dios para la humanidad.

La indicación directa del simbolismo del número 5 es, por ejemplo, Juan, quien escribió 5 libros sobre la gracia de Dios y la vida eterna del alma.

El simbolismo de la gracia de Dios se vio cuando Jesús tomó 5 panes y los transformó en la cantidad suficiente para alimentar a cinco mil personas. (Mateo 14:17).

  • Las instrucciones dadas por Dios para construir un «tabernáculo en el desierto» se centraron en el número cinco, todo estaba hecho de cinco componentes, como 5 cortinas, 5 pilares, 5 barras, etc.
  • También había 5 ingredientes en el aceite santo, que se necesitaba para santificar el tabernáculo.
  • La presencia de Dios fue mostrada por el número 5.
  • El libro de los Salmos tiene 5 capítulos principales. Hay 5 ofrendas a Israel provistas por Dios. (Levíticio).
  • Moisés escribió cinco libros.

Este número muestra el plan y la influencia de Dios sobre los seres humanos, su gracia y presencia.

Dios creó el hombre con 5 dedos

El número 5 en la Biblia es significativo porque su creación, el ‘hombre’ tiene cinco dedos, cinco sentidos y cinco dedos de los pies. Por eso es el número de la gracia de Dios.


Hay cinco grandes misterios: Padre, Hijo, Espíritu, Creación y Redención.


Después de la caída del hombre, la creación fue maldecida y quedó sujeta a la vanidad. Entonces, el hombre y la creación necesitaban ser redimidos, por lo tanto, el número 5 es el número de la gracia de Dios.

El número cinco también puede hablar de la incapacidad del hombre y su debilidad, ya que solo cuando el ‘hombre’ es débil necesita la gracia de Dios. Como solo si un hombre fuera incapaz, necesitaría la gracia de Dios.

El número 4 significa la debilidad y la impotencia del hombre y el número 5, es decir, 4 + 1, muestra la fuerza divina añadida a la debilidad y la vanidad del hombre, que por supuesto, significa la gracia de Dios.

Gematria es el nombre que se le da al proceso de asignar números a diferentes palabras. La gematría de la palabra Tierra sería 296 que, de hecho, es un múltiplo de 4 y la gematría de la palabra Cielo es 395, que es un múltiplo de 5.

Por lo tanto, Tierra, que es la tierra del hombre, es sinónimo a su debilidad y vanidad y el cielo es sinónimo de la gracia de Dios.

Pero, ¿a qué te refieres con gracia? Gracia significa favor, un acto de bondad y apoyo y el favor puede ser de muchos tipos. El favor que se hace al indigno, el favor que se hace al que no lo merece, ese favor se llama gracia.

Dios llamó a Abram y prometió engrandecer su nombre.

  • ¿Había alguna razón detrás de esto?
  • ¿Dios hizo eso con algún propósito?

No. Lo hizo sin ninguna causa, sin ninguna razón en particular. Este fue un ejemplo de la gracia de Dios hacia su creación.

Dios cambió el nombre de Abram a Abraham. Esto es muy significativo. No porque Dios eligió a Abram o porque Dios le otorgó su gracia, pero, el cambio se hizo insertando entre su nombre la quinta letra del alfabeto h (Hey).

Otro ejemplo de la gracia de Dios se puede ver cuando David fue a pelear con el enemigo de Israel, que era un gigante llamado Goliat. David eligió cinco piedras lisas.

Estas cinco piedras fueron significativas de la debilidad de David complementadas por un poder divino (el número de piedras es 4 + 1).

David usó solo una piedra (una con poder divino) y no las otras cuatro piedras para derrotar y conquistar al poderoso enemigo.

Pero la Gracia de Dios no debe confundirse con mérito o garantía. Las escrituras nos dicen una y otra vez a través de varios ejemplos que la gracia y el mérito no pueden existir juntos. Sin embargo, uno no puede alcanzar la salvación por mérito.

Esto se debe a que si la salvación pudiera lograrse a través del mérito, entonces no habría ningún requisito para la gracia de Dios. El quinto libro de los Salmos ejemplifica el mismo gran hecho.

El primer Salmo (Salmo 107) magnifica esto y nos explica cómo «envió su palabra y los sanó» (versículo 20), y una y otra vez libró a sus hombres de todos sus problemas. La importancia del número 5 se ejemplifica aún más en el quinto salmo del primer libro. Tiene una referencia especial a la gracia de Dios y nos dice que Dios nos abarca a todos en su gracia.

El quinto libro de la Biblia (Deuteronomio) magnifica la gracia de Dios, y en él se toman especial cuidado, por así decirlo, para enfatizar el gran hecho de que no por el bien del pueblo, sino por el propio Nombre de Dios los había llamado, escogido y bendecido.

En la Biblia, también hay una referencia al Reino de Piedra. Este reino sería el QUINTO reino después de las potencias mundiales cuando todos los dominios de la tierra se combinarían en un solo reino y luego el Todopoderoso se haría cargo de ellos para gobernar junto con su designado con gloria y gracia.

También hay ciertas frases que se repiten cinco veces en la Biblia y hablan de la Gracia de Dios «Bendice, alma mía, al Señor». – Todo en los Salmos 103 y 104, a saber, 103: 1, 2, 23 y 104: 1, 35. El Talmud llama la atención sobre esto y dice: «Así como Dios llena la tierra y la nutre, Él nutre y bendice alma.»

Los diversos ejemplos mencionados anteriormente nos dicen mucho sobre el significado del número cinco en la literatura bíblica.

Nos dice a través de la Gematria que la importancia de este número es enorme, ya que significa la gracia de Dios.

También a través de los varios ejemplos de David, el quinto libro de los Salmos, el quinto reino, etc., cómo una y otra vez Dios ha mostrado gracia a su creación.

El número cinco es el símbolo de la gracia de Dios.

La gracia no debe confundirse nunca con el mérito, porque el mérito es solo para los dignos. Pero a diferencia del mérito, la gracia es para todos sin prejuicios ni prejuicios.

Relacionados

1 Comentario

  1. Osmar dice:

    Dónde acudo o requisitos para las charlas de número logia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.